SISTEMA DE SALUD

 

El sistema de salud chileno es un sistema mixto, liderado por el Ministerio de Salud, el que tiene por tarea el diseño de políticas y programas, la coordinación de las entidades del área, la supervisión, la evaluación y el control de las políticas de salud.

 

La base productiva del sistema de salud pública está conformada por el SNSS. Para llevar a cabo su tarea, cada Servicio de Salud posee y opera varios hospitales de distintos niveles de complejidad y centros de atención abierta, pudiendo establecer contratos con proveedores privados para servir a ciertas zonas o para tipos específicos de prestación. La atención de salud primaria está a cargo de Centros de Atención Primaria.

 

En el sistema público existe un seguro social de salud administrado por FONASA.  El seguro opera sobre la base de un esquema de reparto (se financia con la prima única de 7% de la renta imponible de sus asegurados y con recursos provenientes de impuestos generales de la nación).  Los beneficios que este esquema entrega son los mismos para todos los afiliados, independientemente del monto de la prima cancelada y del tamaño del grupo familiar cubierto.

 

El sistema de salud privado está conformado por las ISAPRE y por productores de salud particulares. Las ISAPRE operan como un sistema de seguros de salud basado en contratos individuales pactados con los asegurados, en el que los beneficios otorgados dependen directamente del monto de la prima cancelada. Los proveedores privados de salud son los hospitales, clínicas y profesionales independientes que atienden tanto a los asegurados de las ISAPRE como a los cotizantes del sistema público.

 

Los trabajadores activos y pasivos tienen la obligación de cotizar el 7% de su renta imponible al sistema de salud, con un tope de UF 4.2 mensual.  Este pago puede ser realizado a FONASA o a una ISAPRE.  La afiliación a una ISAPRE requiere de una prima determinada por cada ISAPRE, la cual depende del tipo de seguro que se adquiera y de las características del afiliado. El trabajador puede cancelar primas adicionales al 7% con el fin de obtener beneficios adicionales.

 

Los indigentes y no cotizantes forman parte del FONASA, aunque están sujetos a un trato especial.  Los cotizantes adscritos a FONASA pueden elegir entre dos modalidades de atención: la modalidad institucional (atención cerrada) y la de libre elección (atención abierta).  En la primera, los cotizantes reciben las prestaciones en hospitales o centros de atención primaria.  En la segunda, los cotizantes reciben sus atenciones de prestadores privados adscritos a esta modalidad.  La modalidad institucional requiere un copago que varía de acuerdo al nivel de ingreso de la persona, quedando exentas de este copago las personas cuyo ingreso es inferior a un nivel mínimo establecido.  La modalidad de libre elección requiere un copago que depende del nivel en el cual se ha inscrito el prestador de salud.  Los beneficiarios indigentes y no cotizantes del sistema público están excluidos de esta modalidad.

 

 

 

 

Principales Agentes del Sistema

 

El sistema de salud funciona a través de cuatro agentes: el Ministerio de Salud, el Instituto de Salud Pública (Ispch), el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) y las Empresas de Administración de Salud (ISAPRE).

 

Ø        Ministerio de Salud  (www.minsal.cl)

Al Ministerio de Salud le corresponde formular y fijar, de acuerdo con las directivas que señale el Supremo Gobierno, las políticas de salud y dictar las normas y planes generales para el Sistema.

 

Las  funciones del Ministerio de Salud:

 

v      Dirigir y orientar todas las actividades del Estado relativas al Sistema, en conformidad con las políticas fijadas.

 

v      Dictar normas generales sobre materias técnicas, administrativas y financieras a las que deberán ceñirse los organismos y entidades del Sistema para ejecutar actividades de promoción o fomento, protección y recuperación de la salud y de rehabilitación de las personas enfermas.

 

v      Formular los planes y programas generales del Sistema, en concordancia con la política general del Gobierno.

 

v      Coordinar y controlar la actividad de los organismos del Sistema y propender, en la forma autorizada por la ley, al desarrollo de las actividades de salud por organismos y personas que no integran ese Sistema.

 

v      Supervisar, controlar y evaluar el cumplimiento de las políticas, planes y normas de salud.

 

v      Relacionarse con personas, organismos y entidades públicas y privadas que no pertenezcan al Sistema o al Sector Salud.

 

v      Fijar las políticas, dictar las normas, aprobar los planes y programas generales y evaluar las acciones respecto de las construcciones, transformaciones y reparaciones de edificios destinados a establecimientos hospitalarios de servicios de salud.

 

v      Cumplir las demás funciones que le asignen las leyes y reglamentos.

 

v      El Reglamento del Ministerio de Salud establece que, para el cumplimiento de las políticas, planes y normas que imparta esa Secretaría de Estado, las personas naturales o jurídicas, públicas o privadas que laboren en salud coordinadamente y dentro de los marcos fijados por el Ministerio constituyen el Sistema Nacional de Salud.

 

v      Los servicios públicos que dependen del Ministerio y forman parte del Sistema son: los Servicios de Salud, el Fondo Nacional del Sistema de Salud, el Instituto de Salud Pública, la Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud y la Superintendencia de Salud.

 

Las personas, instituciones y demás entidades privadas gozarán de libre iniciativa para realizar acciones de salud, en la forma y condiciones que determine la ley.

 

Ø        Instituto de Salud Pública (www.ispch.cl)

El Instituto de Salud Pública de Chile (ISP) es un servicio público funcionalmente descentralizado, que posee autonomía de gestión y está dotado de personalidad jurídica y de patrimonio propio, dependiendo del Ministerio de Salud para la aprobación de sus políticas, normas y planes generales de actividades, así como en la supervisión de su ejecución.

 

La misión del ISP es contribuir al mejoramiento de la salud de la población, garantizando la calidad de bienes y servicios, a través del fortalecimiento de la referencia, la fiscalización y la normalización.

 

Ø        Fondo Nacional de Salud (www.fonasa.cl)

El Fondo Nacional de Salud, FONASA, es el organismo público encargado de otorgar cobertura de atención, tanto a las personas que cotizan el 7% de sus ingresos mensuales para la salud en FONASA, como a aquellas que, por carecer de recursos propios, financia el Estado a través de un aporte fiscal directo.

 

Asimismo FONASA da cobertura de salud a más de 10 millones de beneficiarios, sin exclusión alguna de edad, sexo, nivel de ingresos, número de cargas familiares legales y enfermedades preexistentes, bonificando total o parcialmente las prestaciones de salud que les son otorgadas por profesionales e instituciones del sector público y privado.

 

Ø        Empresas de Administración de Salud (www.isapre.cl)

Las ISAPRE son instituciones privadas que captan la cotización obligatoria de los trabajadores que libre e individualmente han optado.

 

Estas instituciones otorgan servicios de salud a un 23% de la población en Chile. Hace un par de años era del 27%. La recesión económica ha golpeado a estas instituciones.  Los servicios de salud y el financiamiento de las licencias médicas por enfermedad se prestan con cargo a las cotizaciones. Las prestaciones de salud se entregan directamente o a través del financiamiento de las mismas mediante la contratación de servicios médicos financiados por las ISAPRE.

 

El Sistema ISAPRE ha contribuido al desarrollo global del sector salud en Chile, descongestionando al sector público y permitiéndole a éste, por tanto, centrar sus esfuerzos en las personas de más bajos recursos.

 

Con la responsabilidad de otorgar atención a casi cuatro millones de beneficiarios y apoyados en la competencia de libre de mercado las ISAPRE han logrado perfeccionar sus servicios y otorgar más y mejores prestaciones de salud. En este contexto, han desarrollado productos de bajo costo como planes colectivos, enfermedades catastróficas y tercera edad.  Actualmente, las ISAPRE reúnen a más de 3,4 millones de beneficiarios y, entre ellos, se encuentran más de 140 mil personas con más de 60 años de edad y con ingresos promedios que hoy van desde los 200 mil pesos hacia arriba.

 

Ø        Superintendencia de Salud (www.superintendenciadesalud.cl)

La Superintendencia de Salud garantiza el cumplimiento de la ley y genera una regulación y fiscalización efectiva, que contribuya a mejorar el desempeño del Sistema de Salud chileno, velando por el cumplimiento de los derechos y garantías de las personas, mediante el desarrollo y la entrega de servicios de excelencia. Colabora en la satisfacción de las necesidades de salud de todos los chilenos, aportando y promoviendo soluciones a los problemas sanitarios de modo ágil, creativo e innovador.

 

Está orientada a los usuarios y entes regulados, a quienes brinda servicios con altos estándares de calidad.  Creada en 1990, a través de la Ley N° 18.933, la Superintendencia de Instituciones de Salud Previsional (SISP) es el organismo del Estado que se encarga de fiscalizar y controlar a las ISAPRE.

 

Plan AUGE

 

ØAcceso y atención de calidad para todos

El Plan AUGE es parte de la mayor Reforma a la Salud de los últimos 50 años en Chile. Garantiza atención oportuna, de calidad y sin costos para todas las personas, sin discriminación de edad, género o capacidad de pago.  Su objetivo central es que toda la población tenga atención garantizada por ley, promoviendo la igualdad en la calidad y acceso a la salud.

A partir del 1 de julio del 2005, entró en plena vigencia la Ley Nº 19.966, conocida como ley AUGE.  Los principales cambios que introduce esta normativa se refieren al establecimiento de un Régimen General de Garantías en Salud que se aplica a todos los beneficiarios, sean éstos de FONASA o de ISAPRES.  De esta manera, la ley establece que tanto FONASA como las ISAPRES deben asegurar a sus beneficiarios el otorgamiento de las 25 condiciones de salud explícitamente garantizadas para este año.

Ø                 El AUGE en cifras: Piloto 2002 – 2005

Para cumplir con la obligación legal de entregar el AUGE a los 11 millones de chilenos asegurados por FONASA, e impulsar al sector privado de salud a adecuar su sistema para cumplir con la ley, el sistema público de salud inició en agosto de 2002 la primera fase del Plan Piloto del Sistema de Acceso Universal con Garantías Explícitas (AUGE). Cardiopatías Congénitas, Insuficiencia Renal Crónica y todos los cánceres infantiles fueron los primeros tres problemas de salud. El total de atendidos en el primer piloto fue de 3 mil 543 pacientes, entre agosto y diciembre de 2002.

El 2003 se sumaron al Piloto AUGE el Cáncer Cervico uterino y el Alivio del Dolor en Cáncer Avanzado. En 2003 el sistema público de salud atendió a 19 mil 807 chilenos con las primeras cinco patologías del Piloto AUGE.

Con 17 problemas de salud, desde el 2 de agosto de 2002 hasta diciembre de 2004, el sistema público de salud atendió y trató a más de 87 mil 179 personas con problemas de salud AUGE.

Con 25 problemas de salud, desde enero a mayo de este año, el conjunto de la red asistencial pública trabajó como si la ley ya estuviera vigente. Se incorporó la salud municipal con sus consultorios, ya que de los nuevos problemas de salud incorporados, hipertensión, diabetes tipo II, salud oral, enfermedades respiratorias, neumonía en el adulto, y la epilepsia no refractaria se tratan en el consultorio.

Desde que se inició el piloto AUGE, y con 25 problemas de salud de un total de 56 que se garantizarán, 1.611.220 chilenos han sido atendidos y tratados ya con el régimen de garantías que se instauró con la Reforma a la Salud.

Ø      Las 56 patologías consideradas en este plan inicial son:

 

1. Atención del parto con analgesia

2. Todos los cánceres infantiles

3. Cáncer cervico uterino

4. Cáncer de mama

5. Leucemia (adultos)

6. Linfoma (adultos)

7. Cáncer de testículo

8. Cáncer de próstata

9. Cáncer gástrico

10. Cáncer de vesícula y vías biliares

11. Cánceres terminales (cuidados paliativos)

12. Enfermedad isquémica (infarto miocardio)
13. Trastornos de conducción
14. Cardiopatía congénita operable
15. Defectos del tubo neural
16. Labio leporino y fisura palatina
17. Insuficiencia renal crónica
18. VIH / Sida
19. Cataratas
20. Gran quemado
21. Politraumatizado con y sin lesión medular
22. Hernia núcleo pulposo
23. Tumores y quistes SNC
24. Aneurismas
25. Retinopatía diabética
26. Vicios de refracción
27. Pérdida de dientes en el adulto mayor
28. Cirugía que requiere prótesis
29. Hipoacusia
30. Hiperplasia benigna de la próstata
31. Neumonías en el adulto mayor
32. Ortesis adulto mayor (bastones, silla de rueda, otros)
33. Hemofilia
34. Fibrosis quística
35. Escoliosis
36. Depresión
37. Dependencia al alcohol y drogas
38. Psicosis (trastornos psiquiátricos severos)
39. Asma bronquial
40. EPOC
41. Hipertensión arterial
42. Accidente vascular encefálico
43. Diabetes Mellitus Tipo I y II
44. Prematurez
45. Retinopatía del prematuro
46. Dificultad Respiratoria del recién nacido
47. Accidentes que requieren UTI
48. Artritis reumatoidea
49. Artrosis
50. Epilepsia (mejoramiento programa manejo infantil)
51. Trauma ocular
52. Desprendimiento de retina
53. Estrabismo (menores de nueve años)
54. IRA (menores de 15 años)
55. Salud oral integral
56.
Urgencias odontológicas